6 formas de entusiasmarse para su próxima llamada de ventas

Como persona introvertida que soy por naturaleza, tuve algunos problemas para poner en marcha mi carrera de ventas. Me costó mucho, pero por mucho que luché por orientarme en mis llamadas, no dejé que mis nervios se apoderaran de mí.

Investigué, llegué a comprender mi negocio, practiqué, escuché a mis gerentes, intenté, fracasé y probé un poco más hasta que finalmente encontré mi equilibrio. Y una vez que llegué a ese ritmo, comencé a cumplir o exceder la cuota constantemente y nunca miré hacia atrás.

Hay ciertos consejos y trucos que cualquier representante puede emplear para aprovechar al máximo sus llamadas de ventas, y en este artículo, compartiré algunos contigo.

Cómo entusiasmarse con su llamada de ventas

1. Haga su investigación

¿Alguna vez se ha sentido tan preparado al ir a una reunión o llamada que sabe que lo va a aplastar? Esa confianza y entusiasmo provienen de una planificación previa: el pan y la mantequilla de los vendedores exitosos.

Antes de realizar una llamada, reserve un tiempo para obtener más información sobre su cliente potencial. Elabore un plan que describa exactamente cómo su oferta es una solución a sus problemas y sea el experto confiable que puede ayudar a hacerles la vida más fácil.

Mientras investiga, busque razones para entusiasmarse con su próxima llamada. ¿Tiene intereses compartidos? ¿Está hablando con una empresa en una industria innovadora y emocionante? Trate de comprender con quién está hablando, ¡nunca sabe lo que puede encontrar!

2. Sea un experto

Además de conocer a su cliente potencial, sepa qué hace su oferta por dentro y por fuera. (Literalmente) vale la pena conocer cada pequeño matiz sobre lo que hace que su producto o servicio sea la mejor opción para la persona con la que está hablando y cómo se diferencia de soluciones similares.

Solía ​​temer hablar por teléfono en los primeros días de comenzar un puesto de ventas. Pero a medida que aprendí más sobre mi industria, producto y el valor que podíamos aportar, me sentí mucho más confiado. Las llamadas se volvieron emocionantes cuando finalmente supe que estaba completamente equipado para abordar inquietudes y responder incluso a las preguntas más técnicas.

3. Hazte reír y sonreír

¿No dormiste lo suficiente anoche? ¿Sabe que el prospecto en esta llamada será duro y abrasivo? ¿Tiene un calendario de reuniones consecutivos? Prepárese poniéndose en un estado de ánimo positivo y lleno de energía.

Haz las cosas que te hacen feliz o te enciendan. ¡Nada está fuera de la mesa! Escuche música animada. Mírate al espejo y haz muecas estúpidas, ¡o incluso come tu postre favorito! Simplemente haz lo que te ponga de ese humor para ser positivo, útil y concentrado.

4. Levántese, camine y use sus no verbales

Independientemente de si está hablando con alguien por video o llamada telefónica, levántese, camine y use un lenguaje corporal positivo. Por un lado, estar de pie hace que la sangre fluya, en relación con estar sentado, lo que lo ayuda a pensar con claridad y a concentrarse en la conversación. En segundo lugar, más del 70% de la comunicación proviene de nuestros no verbales, y descuidar este hecho en una llamada puede ser desastroso.

No importa si un cliente potencial te ve o no. Siempre habrá una alerta subconsciente en sus cabezas, diciéndoles que algo está mal cuando no actuamos mientras hablamos. Use sus manos para transmitir significado y siempre hable con alguien como si estuviera sentado frente a usted.

5. Mire las plantas justo antes de conectarse con alguien

De acuerdo, sé que este suena un poco raro, ¡pero escúchame! A veces, terminamos demasiado entusiasmados para una llamada, hasta el punto en que comenzamos a sentirnos tensos y ansiosos.

Todos queremos hacer un gran trabajo, mover a nuestros prospectos al siguiente paso, cerrar tratos, etc. Pero a veces nos dejamos llevar y terminamos metiéndonos en este agujero de pensar demasiado la situación.

Introduzca las plantas, la medicina de la naturaleza. Se ha demostrado que la naturaleza y la vegetación reducen el estrés y la ansiedad, además de estimular el estado de ánimo y la creatividad. ¿Suena eso como algo que le ayudaría a aplastar una llamada de ventas? Si eres un creyente, mira por la ventana algunos árboles o la planta en tu escritorio justo antes de recibir esa llamada. A mi personalmente me funciona muchísimo y tengo algunas en mi oficina.

6. Respire

Las llamadas pueden ser estresantes, especialmente con clientes más grandes o cuando hay un trato masivo. En situaciones como esa, necesitas despejar tu mente y respirar. Cuando nuestra respiración es irregular o superficial, a veces inconscientemente, cortamos el recurso que permite que nuestro cerebro funcione al máximo rendimiento.

Lo que estoy diciendo aquí es que una meditación rápida de 30 segundos puede ser clave para saltar a esa llamada con la cara de juego encendida. Así que cierre los ojos, respire profundamente y reflexivamente, luego atienda esa llamada con la mente despejada.

LeBron James lo expresó mejor: cuando estaba al margen en el medio tiempo durante las finales de la NBA, no pensaba en el juego que amaba y conocía como la palma de su mano. En cambio, meditó para tener la mente bien puesta antes de volver al suelo.

Ahora bien, esta lista de consejos está lejos de ser exhaustiva, y es posible que tenga una rutina propia para prepararse antes de una llamada. Aun así, puedo dar fe de las técnicas detalladas en este artículo. Me han funcionado, y si les das una oportunidad, apuesto a que funcionarán para ti.

Carmen Marín
Redactora

Estimado empresario,
estamos a su entera disposición para analizar, definir, diseñar, y programar completamente su sitio web para contribuir a dar una imagen profesional a su empresa.

Contrata nuestros expertos si necesitas la máxima calidad posible para la presentación de su empresa en Internet.

Contactenos

¡Descarga ebook gratuito!

Cómo empezar a vender en Internet

    Introduce su email para poderle enviar ahora el ebook: